viernes, 11 de marzo de 2016

El bosque de los suicidios


Título: En la casa
Título original: The Forest
País: Estados Unidos
Director: Jason Zada
Guión: Nick Antosca, Sarah Cornwell, David S. Goyer, Ben Ketai
Productora: Gramercy Pictures / Lava Bear Films
Reparto: Natalie DormerTaylor KinneyYukiyoshi OzawaEoin MackenRina TakasakiKikuo IchikawaNoriko SakuraYûho YamashitaStephanie VogtJames Owen,Nadja MazalicaTerry Diab
Género: Terror, Thriller
Música: Bear McCreary
Duración: 93 min.
Calificación: No recomendada a menores de 16 años




Sinopsis

Convencida de que su hermana gemela aún está viva, Sara (Natalie Dormer) cruza el océano en su busca. La joven ha desaparecido misteriosamente en el legendario bosque Aokigahara, situado en la falda del Monte Fuji en Japón, un lugar en el que existen extrañas creencias ya que la gente suele acudir allí para suicidarse.

A pesar de las advertencias de todo el mundo para que no entre en el bosque, Sara acaba adentrándose en este lugar mágico y misterioso, decidida a descubrir la verdad sobre lo sucedido y cuál fue el destino de su hermana, con la que Sara tiene un lazo emocional muy profundo. Al hacerlo se enfrentará a las almas atormentadas de aquellos que han muerto en este lugar y que asedian a todo aquel que deambule por el bosque.



Opinión personal

Cuando vi el tráiler de esta película la verdad es que no me entusiasmó, y el título me pareció un poco pomposo. Además como el género de terror está de capa caída en los últimos años, no tenía demasiadas esperanzas puestas en ella; pero como un amigo mío insistió fuimos a verla. Y la verdad es que me gustó mucho. No es un peliculón de terror pero es bastante superior al cine de este género de los últimos años.

Empecemos por la idea y la estética. La acción transcurre en un bosque terrorífico y solitario donde va la gente a suicidarse. Simplemente genial. Y lo más inquietante de todo es que ¡realmente existe y se puede visitar! ¡Y está en Japón! Más tétrico imposible. Por esto mismo ir caminando por un bosque lleno de muertos en descomposición me produce escalofríos y me parece una gran idea para una película de terror. Lo malo es que, en mi opinión, se podría haber explotado un poco más. Sobre todo las escenas de la niña japonesa, que daban muchísimo mal rollo y que podían haber sido más que pinceladas puntuales. La verdad es que los asiáticos deberían aparecer más en películas de terror americanas...

Por otra parte, la película está muy bien hilada, te mantiene pegado a la pantalla y se te hace corta. Por lo menos hasta la parte final, donde queriendo dar un giro inesperado, consigue sorprender al espectador pero se pierde un poco la cohesión, y se echa en falta alguna escena más que aclare lo que ocurre. Vamos, que se desmadra un poco, para que me podáis entender sin recurrir a spoilers.

También quiero un móvil como el de la protagonista,que parecía que tenía batería de uranio. ¡No se le gastaba nunca! Y mira la de veces que utiliza la linternita... Si hubiese tenido mi móvil, no le dura la batería media hora.

En resumen, no es la típica película de terror de los últimos años y se agradece. Tiene una trama y una estética bastante buena y sorprende. Si os gusta el género, os la recomiendo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario