jueves, 23 de abril de 2015

El día del libro y los diez días de Shakespeare


¡Feliz Día del Libro! Hoy os traigo un pequeño misterio sobre este día que hoy. Se sabe que se celebra el 23 de abril por la conmemoración de las muertes de Cervantes y de Shakespeare, dos de los más reconocidos escritores de todos los tiempos. Hay algún matiz sobre la fecha de la muerte del autor del Quijote. Ciertamente se cree que murió el día 22 y fue enterrado el 23, pero no me voy a detener en esos detalles. Es más interesante la fecha de la muerte del autor inglés, gracias a la cual puedo presentaros el siguiente acertijo:

"Tanto Cervantes como Shakespeare murieron el 23 de abril de 1616, pero Shakespeare murió 10 días después. ¿Cómo puede ser eso?"


Si queréis enteraros de la respuesta a este enigma ¡¡seguid leyendo!!


En la Antigua Roma se ideó el calendario juliano, el cual, decidió que el año duraba 365'25 días. Pero esta afirmación no era del todo cierta porque la duración exacta de un año solar es de 365'242189... días, por lo que eso deja unos 11 minutos de más que se han ido sumando a cada año durante siglos. Los astrónomos renacentistas eran conscientes de esta realidad. No parecía algo muy importante en la vida diaria pero sí que se notaba en la celebración de ciertos actos como la Pascua. En el Concilio de Nicea (325 d.C.) se decidió que la Pascua debía celebrarse el domingo siguiente a la primera luna llena después del equinoccio de primavera en el hemisferio norte (sí, se complicaron mucho la vida). En el 325 eso sucedió el día 21 de marzo, por lo que la Pascua se celebró el 21 de marzo. Sin embargo, con el paso de los siglos, llegó a celebrarse el 11 de marzo en 1582, habiendo un desfase de 10 días.

Estas fluctuaciones del calendario juliano ya se debatieron en el Concilio de Trento (1545-1563) pero no fue hasta el año que he mencionado (1582) cuando se tomaron auténticas medidas. El papa Gregorio XIII promovió un nuevo calendario en el que se corrigieran esos fallos, de este modo el error cada año pasaría de ser de 11 minutos a ser prácticamente inexistente. Ese calendario es el que usamos hoy en día: el calendario gregoriano. Pero para el año 1582 tomó una medida especial: adelantar el calendario 10 días a partir del 5 de octubre. De este modo, uno se fue dormir el 5 de octubre y se despertó el 15 de octubre. Santa Teresa de Jesús, de hecho, murió la noche del 4 al 5 de octubre de ese mismo año por lo que puede decirse también que murió el 15 de octubre, día en que celebramos su festividad.

Pero volviendo a lo que nos ocupa, siendo una medida adoptada por la Iglesia, sólo países catolicismo como España y Francia la adoptaron de inmediato. Los países del protestantismo, sin embargo, no adoptaron esa medida por motivos ideológicos. Entre esos países estaba Inglaterra, el cual, a pesar de los conflictos que tuvo, no adoptó el calendario gregoriano hasta 1752. Por tanto, el calendario de los ingleses no tuvo en cuenta esos diez días que se recortaron durante todo ese tiempo. De esta forma, mientras que para los ingleses Shakespeare moriría el 23 de abril de 1616, para la gran parte de Europa, que se guiaba por el calendario gregoriano murió el 3 de mayo de 1616, 10 días depués de la muerte de Cervantes. Curioso ¿verdad?


No hay comentarios:

Publicar un comentario